Connect with us

Archivo

Reseña: Obús en Costa Rica

Published

on

Obús es, sin duda alguna, una de las agrupaciones españolas con mayor trayectoria y que junto a bandas como Barón Rojo y Ángeles del infierno lideraron la escena metal de España desde inicios de los años 80. Su actual gira celebra sus 30 años de estar en el panorama y era esta la que los traía por tierras costarricenses.

Las espera de tantos años llegó a su fin el pasado viernes 11 de enero cuando el grupo dio su primer concierto en el país, y quedó claro que es una banda que puede reunir a varias generaciones de rockeros, ya que entre el público podíamos ver desde jóvenes que van haciendo sus primeras armas, hasta personas que quizás los escuchen desde sus primeros tiempos en los años 80.

 Dando la cara por el metal nacional, los encargados de abrir la noche fueron los muchachos de Kronos. Creo que todos los que nos hicimos presentes ahí estuvimos de acuerdo en que fue una selección muy acertada, ya que actualmente en el panorama nacional son la banda de heavy metal que mejor están haciendo las cosas. El grupo está a punto de sacar al mercado su primer larga duración y su propuesta en directo es muy buena, de esas bandas que logran hacer química con el público desde los primeros momentos,  esto gracias al carisma de todos sus miembros y en especial por el gran trabajo como frontman que realiza Frank Murillo, quien además de contar con una buena voz, también tiene facilidad para motivar a la audiencia.

El grupo interpretó temas como Traidor, Hipócritas, Dios del tiempo, Guerreros del  metal y hasta un cover de Breaking the law de Judas Priest, el cuál fue coreado por todo el público. La presentación de la banda fue muy buena y sirvió para calentar motores para ver estallar el Obús.

Aproximadamente a las 9:30 de la noche las luces se apagaron y de inmediato se pudo ver las siluetas de Paco Laguna y Fernando Montesinos, quienes acompañados por el sonido de la batería de Carlos Mirat ya realizaban una introducción al concierto, el cual arrancó cuando se prendieron nuevamente las luces e hizo su entrada el carismático Fortu Sánchez. La banda comenzó de esta manera tocando el tema Corre mamón, perteneciente a su más reciente trabajo de esudio Cállate!.

Con solo este tema ya fue suficiente para que el público se le entregara totalmente a Obús, pero la emoción no cesó pues seguidamente los españoles interpretaron otro de los temas de sus álbumes más recientes: Más que un Dios.

Pero es que la verdadera fiesta comenzó cuando el grupo tocó La Raya, donde ya se pudo ver realmente ese ambiente agradable y la química entre el público y Fortu, quienes estaban separados por unos pocos centímetros nada más. Y es que los gestos que hacía en clara referencia a la raya se mantuvieron durante todo el concierto, haciendo que la gente vitoreara cada vez.

El recorrido por su material clásico siguió con ese temazo llamado Autopista, el cual sonó tan excelente como muchos lo esperábamos y el público lo coreó de principio a fin.

La lluvia de temas clásicos no paró y uno a uno se fue descargando El que más, Pesadilla Nuclear, Cállate y Juego Sucio. Fiel a su estilo Fortu hizo subir a una muchacha con quien le subió más la temperatura al ambientazo que se vivía, además en algunos momentos subieron fanáticos a la tarima a cantar junto a él, cosa que resultaba fácil ya que no había barrera y el público estaba pegado contra la baja tarima del Acid Bar. Además se contaba con pocas personas de seguridad, a las cuales el mismo Fortu indicaba que dejaran a la gente subir.

Los temas infaltables comenzaron a llegar comenzando con Te visitará la Muerte, tema con el cual el lugar se quería caer debido a la respuesta del público. Seguidamente  canciones como Que te jodan o Dinero, dinero siguieron haciendo las delicias de los presentes y en otro de los actos que hizo Fortu para interactuar con la gente fue cuando se dejó ir de espaldas contra ellos y estos lo elevaron en el aire unos segundos para después devolverlo a la tarima. Y es que pese a ser una banda con tantos años, la energía de todos sus miembros se mantenía intacta, demostrando porque han llegado hasta ahora con tanto éxito.

Cuando interpretaron Solo lo hago en mi moto se dio la presentación de la banda y Paco, Fernando y Carlos se dieron gusto demostrando sus habilidades con los instrumentos. Uno de los grandes momentos de la noche fue durante la presentación de Carlos Mirat, cuando este realizó un bonito solo, pero después lo sustituyó en la batería su compañero Fernando Montesinos, para llevar la base rítmica y Carlos se apersonó al centro de la tarima y siguió dando un show de percusión tocando con sus baquetas sobre unas escobas y sobre la escenografía misma; un momento muy simpático y que muchos quizás no esperábamos.

Después de esto se vino otro de los temas claves y festivos de Obús, la mítica Vamos muy bien la cual fue coreada por todo el bar y donde se dio la primera invasión importante de la tarima por parte de los fans, en esta ocasión tanto personal de seguridad como personal de la banda ayudaron a bajar a los presentes. Y que interpretación señores, todo el poderío de Obús se vio intacto en ese momento.

El grupo se despidió en ese momento, pero debido a la gran reacción del público, ni siquiera se fueron del escenario y pocos minutos después continuaron tocando su legendaria  Va a estallar el Obús. En esta canción Fortu volvió a subir a 3 muchachas a la tarima.

El final del concierto llegaría con Esta ronda la paga Obús donde ya todo el ambiente era de fiesta y muchas personas se subieron a la tarima a cantar con la banda, tanto fue así que le quitaron el micrófono de las manos a Fortu y se tomó varios minutos para poder bajar a la gente. Según me comentaron casi se detiene el concierto en ese momento, pero la banda no quiso dejar de tocar, y ya con la tarima despejada don Fructuoso y compañía terminaron de tocar y se despidieron del público. Muchos no olvidaremos esos últimos momentos donde quedaron únicamente Paco y Fortu, únicos miembros originales que quedan, parados sobre un monitor recibiendo los aplausos y toda la algarabía de un público al cual se echaron al bolsillo desde el primer segundo.

La espera de años valió la pena por ver una banda que dio todo de sí en el escenario y que se salió del libreto de los conciertos en varios momentos. De verdad un concierto de heavy metal memorable que yo siento que complació a todos los asistentes. Sólo queda felicitar a la productora lml porque pese a los problemas previos, este concierto debut se pudo llevar a cabo y fue todo un éxito. Les agradecemos también todas las facilidades para poderle dar cobertura.

Obús Setlist Acid Bar Primer Piso, Cantón de Tibás, Costa Rica 2013
Continue Reading

Copyright © 2011 - 2021 Crónica Rock. | Sitio web hospedado en Raccoon Hosting